Piénsate bien la jubilación

Salvo casos excepcionales, todos los inmigrantes venimos con la idea de regresar. Otra cosa parece impensable. Yo aquí vengo a sacar dinero y luego me vuelvo a ‘mi’ país.

    Confieso que soy más de ‘Un franco, 14 pesetas’ que de ‘Vente a Alemania, Pepe’. La vida no es ‘mejor’ en términos absolutos aquí o allí, sino que nos hemos acostumbrado, y no es fácil volver a cambiar. Un buen ejemplo son los horarios. Para una vida estable, muchos ya preferimos los de aquí.

      Existe el llamado ‘choque cultural inverso’ que puede llevar a descubrirnos un día echando de menos aquella ciudad y aquella vida de las que tanto soñamos ´escapar´.

      Ojo con idealizar: no es igual estar de vacaciones, todo es zen, bares y restaurantes, solecito, terracita, gambitas… que instalarse, aunque sea jubilado.

      Además, depende de dónde anden los hijos. Y hoy se puede conmutar fácilmente.

      Y hasta aquí estas reflexiones. Muchas gracias por el tiempo dedicado.

Fuente : Jesús Manuel Calleja Quintana 

  jesus.letzebuerg@gmail.com

Puedes encontrar mis 19 artículos aquí:

https://www.callejeros.travel/category/europa/luxemburgo/

Book a free session